5 Razones por las que los alquileres están tan caros

Últimamente estamos asistiendo a un crecimiento inusitado en los precios de los alquileres. Es verdad que está ocurriendo sobre todo en las grandes ciudades, pero no solo en estás. Nosotros también lo hemos notado en las viviendas que tenemos disponibles para el alquiler en Almería. Antes alquilar una vivienda era una tarea complicada y tenías que hacer muchas visitas para que alguien se quedara con tu piso, pero ahora se suele cerrar en la primera visita. ¿Porqué ocurre esto?, que ha pasado para que ahora sea tan difícil buscar un sitio decente para alquilar? 

Es cierto que España sigue siendo un país de propietarios aunque creamos lo contrario. En el año 2007, según Eurostat  el porcentaje de viviendas en propiedad era de 80,6% y actualmente, es un 78,2% por lo que apenas ha bajado 2 puntos. Por tanto no creemos que España se haya cambiado la tendencia y  de pronto todo el mundo quiera vivir de alquiler y no comprar casa. Creo que nuestro país es y seguirá siendo un país en el que comprar tu casa para toda la vida es considerada como la mejor inversión y que el alquiler es tirar el dinero, aunque financieramente sea un error como veremos en otros post..

Vamos a ver cuales son varios los factores que  en mi opinión influyen en esta subida de precios. 

1. Aumenta el empleo. 

Los nuevos datos de empleo nos muestran que se está volviendo a crear puestos de trabajo y los jóvenes que estaban viviendo con sus padres durante este largo periodo de crisis, ahora se plantean salir de ellas e irse a vivir de alquiler. Por el momento a la mayoría de ellos se les hace imposible el acceso a una vivienda en compra porque no son capaces de ahorrar y generar ese 20-30% que se exige en un préstamo hipotecario. 

2. La gente joven tiende a iniciar su emancipación alquilando. 

Como señalaba en un post anterior, las nuevas generaciones entienden que la movilidad es fundamental y que estar atados a un bien inmueble puede influir en sus posibilidades de encontrar puestos de trabajo en otros lugares, por lo que prefieren, al menos para empezar, alquilar.  

3. La oferta es escasa

En la actualidad la demanda de viviendas para alquilar es mucho mayor que la oferta, sobre todo en las grandes ciudades. Esto hace que el propietario, que tiene cola de potenciales inquilinos, tenga tendencia a subir los precios ya que siempre habrá alguien que pague lo que pide. Esto tensiona la oferta con la consecuencia del encarecimiento de los precios. Esto que está ocurriendo principalmente en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, aunque también hay pequeñas ciudades como Ourense en el que los pisos en alquiler desaparecen del mercado con mucha rapidez. 

4. El alquiler vacacional, la nueva competencia.

El alquiler vacacional ha irrumpido recientemente en nuestras ciudades de una forma inesperada , empujados por plataformas como Airbnb, que encontraron que había un potencial viajero que no quería o podía permitirse alojarse en hoteles. Los propietarios se dieron cuenta que en determinadas localizaciones la rentabilidad del alquiler vacacional era superior al alquiler tradicional y derivaron hacia él. Esto provoca una disminución de la oferta y por tanto un crecimiento de los precios.

Hay casos alarmantes como el de Ibiza, en el que no hay prácticamente oferta de pisos en alquiler, y lo poco que hay, a precios desorbitados. Quien  tiene que desplazarse a trabajar a la isla, no puede permitirse un alojamiento digno y pueden llegar a quedarse en cualquier cosa que le ofrezcan. 

5. La normativa ahora ayuda al propietario.

El tradicional miedo que había a alquilar y que no te pagaran se ha reducido en cierta forma por dos circunstancias. Por un lado al reducir la prórroga obligatoria de 5 a 3 años y mejorar los condicionantes para poder recuperar el piso con anterioridad a estos 3 años, ha hecho que los propietarios puedan recuperar los pisos para poder ponerlos otra vez en alquiler en un periodo mas corto de tiempo.

Asimismo la posibilidad de desahuciar a un inquilino moroso de una forma más eficaz y rápida, facilita la seguridad para el propietario que se anima a alquilar.    

Nuevas viviendas que estaban completamente cerradas por miedo al alquiler fallido, ahora se incorporan el mercado y dinamizan el sector del arrendamiento. 

Nos gusta invertir en el mundo inmobiliario, que nuestros clientes lo hagan y que vean un proyecto de futuro en esto. Por ello, cuanto mas profesionales seamos, más lo estudiemos y sepamos, mas riqueza crearemos. 

Alejandro Guerrero Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.