¿Eres Agente Inmobiliario en Andalucía y compras viviendas para después venderlas? Esto te interesa

Comprar una vivienda que después quieres vender y pagar el 2% en lugar del 8% de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es posible y supone un ahorro muy importante para aquellos inversores que estén dados de alta en cualquier epígrafe de carácter inmobiliario, aquí te explico como:

Aunque en mi profesión trato muy de cerca los Impuestos que afectan a las operaciones Inmobiliarias, normalmente no escribo sobre temas fiscales por la complicación que estos suponen al Inversor en inmuebles. Me gusta más hablar sobre como ser un mejor inversor y no cometer los mismos errores que yo he podido cometer, pero encuentro esta opción muy interesante y ventajosa para inversores por lo que trataré de explicarla de una forma sencilla. Al fin y al cabo, la fiscalidad es un área más que el buen inversor inmobiliario tiene que tener en cuenta ya que nos puede hacer ahorrarnos mucho dinero. 

Toda compraventa  inmobiliaria que suponga una segunda transmisión está gravada, con algunas excepciones, por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este impuesto lo paga el comprador y en Andalucía supone un 8% sobre el precio de compra. 

A raíz de la fuerte crisis, y con la caída en picado de las operaciones inmobiliarias,  algunas CCAA establecieron diversos incentivos fiscales como bonificaciones o gravámenes reducidos en la compra de inmuebles para animar a que a los profesionales del sector siguieran invirtiendo, y así intentar que estos a su vez las vendieran a los particulares y el mercado no se parara por completo. 

Una de las comunidades que estableció estos incentivos fue Andalucía, que en el año 2009 aprobó mediante el Decreto Legislativo 1/2009 la posibilidad de tributar este  en lugar del 7% que había en ese momento (ahora es el 8%), siempre y cuando se cumpliesen los siguientes requisitos:

a)Que la persona física o jurídica adquirente incorpore esta vivienda a su activo circulante, es decir, que contablemente la tengas en disposición para vender.

b)Que la vivienda adquirida sea objeto de transmisión dentro de los cinco años siguientes y que el comprador también pague ITP

En definitiva este ahorro fiscal es para aquellos empresarios del sector inmobiliario como promotoras, inmobiliarias, constructoras etc, que invierten en activos para luego proceder a su venta antes de 5 años. Si por alguna circunstancia el inmueble no se vendiera en 5 años, o decidimos quedárnoslo, se puede pagar el Impuesto no pagado más los intereses correspondientes.

Es un ahorro muy importante para aquellos que quieran invertir en viviendas para luego venderlas, ese 6% de ahorro puede ser nuestro margen al venderlas. Por ejemplo, una vivienda de 150.000€, el ahorro será de 9.000€. 

Nos gusta invertir en el mundo inmobiliario, que nuestros clientes lo hagan y que vean un proyecto de futuro en esto. Por ello, cuanto mas profesionales seamos, más lo estudiemos y sepamos, mas riqueza crearemos. 

Alejandro Guerrero Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.