NUEVAS REGLAS EUROPEAS EN MATERIA DE PROTECCIÓN DE DATOS

El pasado 25 de mayo ha entrado en vigor el nuevo Marco Europeo de Protección de Datos.

Los datos personales y su libre circulación

Se pretende unificar y modernizar la normativa europea sobre protección de datos, para un mejor control de datos personales y su libre circulación.

La norma aprobada se contiene en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y publicado en el DOUE el pasado 4 de mayo de 2016.

Se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos, RGPD), que corresponde a una directiva de 1995, cuando el uso de internet no estaba tan extendido, con lo que la normativa actual pretende adaptarse a los nuevos tiempos: teléfonos inteligentes, redes sociales, banca por internet y transferencias globales..

Entre otras disposiciones, podemos destacar en estas nuevas reglas:

– El derecho al “olvido”, mediante la rectificación o supresión de datos personales.

– La necesidad de “consentimiento claro y afirmativo” de la persona a la que se refieren los datos personales.

– La “portabilidad”, o el derecho a trasladar los datos a otro proveedor de servicios.

– El derecho a ser informado si los datos personales han sido pirateados,

lenguaje claro y comprensible sobre las cláusulas de privacidad.

– Multas de hasta el 4% de la facturación global de las empresas en caso de infracción.

Se regulan dos nuevos derechos: el denominado “derecho al olvido”, como efectivo derecho de supresión, y la portabilidad de los datos.

Otro aspecto importante es que se detallan mejor las especificaciones y excepciones del deber de información y de los diversos derechos, los deberes de transparencia o la limitación del tratamiento de datos personales con fines de archivo en interés público, de investigación científica e histórica o fines estadísticos.

Debemos recordar que por tratarse de un Reglamento, a diferencia de las directivas, es de aplicación directa en toda Europa. Sin embargo, atendida la importancia y la trascendencia de la nueva norma, será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018. Los Estados, así como las empresas y Administraciones públicas tendrán dos años para realizar las modificaciones y ajustes necesarios para garantizar su cumplimiento.

Nuevas normas sobre transmisión de datos

Junto con esta norma comentada, se ha publicado también la Directiva (UE) 2016/680 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, relativa a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales por parte de las autoridades competentes para fines de prevención, investigación, detección o enjuiciamiento de infracciones penales o de ejecución de sanciones penales, y a la libre circulación de dichos datos y por la que se deroga la Decisión Marco 2008/977/JAI del Consejo DOUEL 04-05-2016 119  C.

La intención de esta norma es proteger a las personas implicadas en investigaciones policiales o procesos judiciales, sea como víctimas, acusados o testigos, mediante la clarificación de sus derechos y el establecimiento de límites en la transmisión de datos para prevención, investigación, detección y enjuiciamiento de delitos o la imposición de penas. Además, se incluyen salvaguardas para evitar riesgos para la seguridad pública, y se facilita una cooperación más rápida y efectiva entre las autoridades policiales y judiciales.

Los países tendrán un plazo de dos años para trasladar los cambios de la directiva a la legislación nacional.

En el caso de Reino Unido e Irlanda, la directiva sobre intercambio de datos para fines policiales y judiciales sólo se aplicará de manera limitada. Dinamarca podrá decidir en seis meses tras su adopción definitiva si quiere trasladar la directiva a la ley nacional.

A partir de ahora veremos como se desarrolla el proceso de puesta en marcha de este marco normativo, en un aspecto tan importante como el de la privacidad y que afecta tanto a los ciudadanos como a las empresas.

Deja un comentario